PORTADA / 7DIAS7TITULARES / ACTUALIDAD CEN / CONFEDERACIONES / APERTURA / DESTACADO / EL APUNTE / PREVENCIóN
- RSE
- Sectores
- Semana
- Confederaciones
- LA BOLSA

 
Normativa
Tarjeta profesional de la construcción
Dpto. Prevención CEN
Con la introducción de la TPC, las autoridades competentes podrán controlar con mayor facilidad el cumplimiento de la normativa en cuanto a la formación en prevención de riesgos laborales. Dicha tarjeta se pondrá en marcha a través de la Fundación Laboral de la Construcción, la cual, hasta enero de 2009 ha homologado la formación que imparten más de 400 entidades en España.
Seguridad
La señalización de seguridad, un recurso complementario esencial
Dpto. Prevención CEN
La señalización de seguridad es un medio preventivo complementario a las medidas de tipo organizativo, formativo e informativo, que se deben emplear cuando éstas no han podido eliminar los riesgos o reducirlos.
 





Por lo tanto, la señalización de seguridad no debe entenderse como sustitutiva de las medidas de tipo organizativo, formativo e informativo, aunque, siempre que resulte necesario, se deberán adoptar las medidas precisas para que en los lugares de trabajo exista una señalización que permita informar o advertir a los trabajadores de determinados riesgos, prohibiciones u obligaciones en materia de seguridad y salud.

La señalización de seguridad la utilizaremos cuando el análisis de los riesgos existentes, de las situaciones de emergencia previsibles, y de las medidas preventivas adoptadas, ponga de manifiesto la necesidad de:

•Llamar la atención sobre la existencia de determinados riesgos, prohibiciones u obligaciones.
•Alertar sobre una situación de emergencia que requiera medidas urgentes de protección o evacuación.
•Facilitar la identificación y localización de determinados medios o instalaciones de protección, evacuación, emergencia o primeros auxilios.
•Orientar a los trabajadores que realicen determinadas maniobras peligrosas.

La señalización en sí no constituye ningún medio de protección ni de prevención, sino que complementa la acción preventiva evitando accidentes al actuar sobre la conducta humana.

El objetivo de la señalización es orientar a los trabajadores sobre las pautas de comportamiento a seguir ante cada situación de riesgo, así como facilitar la localización e identificación de determinados medios e instalaciones de protección, evacuación, emergencia y primeros auxilios.

Los trabajadores deberán recibir formación específica para conocer el significado de las señales y los comportamientos generales o específicos que deban adoptarse en función de dichas señales,

Definición de señalización de seguridad

Según el Real Decreto 485/1997, se trata de una señalización que, referida a un objeto, actividad o situación determinadas, proporciones una indicación o una obligación relativa a la seguridad o la salud en el trabajo mediante una señal en forma de panel, un color, una señal luminosa o acústica, una comunicación verbal o una señal gestual, según proceda.

Cómo debe ser la señalización

Lo más importante es que sea eficaz, para lo cual el RD 485/1997 nos da una serie de pautas para conseguir dicha eficacia:
•Evitar la sobreabundancia de señales, por el efecto negativo de desincentivar la atención.

•Evitar la interferencia de señales, por excesiva proximidad en el espacio o en el tiempo.

•Asegurar que el emplazamiento y visibilidad o potencia en su caso son óptimas.
•Mantenimiento adecuado para garantizar su funcionamiento o perfecto estado.

Cuándo es necesaria la señalización

1. Cuando, como consecuencia de la evaluación de riesgos y las acciones requeridas para su control, no existan medidas técnicas u organizativas de protección colectiva, de suficiente eficacia.

2. Como complemento a cualquier medida implantada, cuando la misma no limite el riesgo en su totalidad.

Qué se debe señalizar

Se debe señalizar todo elemento o situación que pueda constituir un riesgo para la salud o la seguridad, y en especial:
• Salidas de emergencia.
• Equipos de lucha contra incendios.
• Lugares de almacenamiento de sustancias y productos peligrosos.
• Recipientes y tuberías que contengan estos productos.
• Lugares peligrosos, obstáculos y vías de circulación.
• Riesgos específicos, como radiaciones ionizantes, riesgo biológico, riesgo eléctrico, etc.

Obligación general del empresario

El Real Decreto 485/97 establece en su artículo 3, como obligación general del empresario: adoptar las medidas necesarias para que en los lugares de trabajo exista una señalización de seguridad y salud que cumpla con lo establecido
La señalización deberá utilizarse para indicar aquellas situaciones de riesgo que no se han podido eliminar o reducir suficientemente.

El empresario debe saber que será una medida complementaria y no sustitutoria de otras medidas de prevención técnicas u organizativas.
Del mimo modo, tampoco es sustitutoria de la formación e información a los trabajadores. Se debe tener en cuenta que la señalización por sí sola no elimina el riesgo.

Obligación del empresario en materia de información, consulta y formación de los trabajadores

Tal y como establece la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, el empresario deberá informar a sus trabajadores sobre los riesgos y medidas preventivas que afecten a su trabajo, incluyendo las medidas de señalización.
Antes de adoptar medidas relativas a la señalización el empresario deberá consultar a los trabajadores o sus representantes.
La empresa también deberá proporcionar a los trabajadores la formación necesaria en materia de señalización, incluyendo instrucciones claras para interpretar las señales y comportamientos a adoptar en función de las mismas.
Esta formación se proporcionará:

• Cuando se implanten las señales
• Cuando se introduzcan señalizaciones nuevas
• Cuando se incorporen a la empresa nuevos trabajadores


La selección de las señales

Para adquirir la señalización más adecuada se deben establecer las características que debe reunir para que sirva de manera eficaz al objetivo propuesto, analizando parámetros como:

• La extensión de la zona a cubrir y el número de trabajadores afectados.
• Los riesgos y circunstancias que hayan que señalizarse.
• La posibilidad de verse disminuida su eficacia, bien por la presencia de otras señales, bien por circunstancias que dificulten su presencia (tanto por disminución visual o auditiva de algún trabajador, como por características del lugar).

En cualquier caso las señales que se adquieran deberán ajustarse a las especificaciones mínimas determinadas en el Real Decreto 485/97.

La normalización interna de señalización

Una vez seleccionadas y adquiridas las señales es aconsejable informar por escrito de manera clara y concreta sobre:

• Condiciones de utilización
• Su correcta interpretación
• Mantenimiento de las señales

Emplazamiento de las señales

Buscando que la señalización sea lo más eficaz posible, colocaremos las señales siguiendo una serie de criterios como:

• Atraer la atención de los destinatarios.
• Dé a conocer la información con la antelación suficiente para poder ser cumplida.
• Sea clara y con sólo una interpretación posible.
• Informe sobre la forma de actuar en cada caso concreto.
• Sea realmente posible su cumplimiento.
• Deberá permanecer en tanto persista la situación que la motiva.
• En caso de coincidir varias señales, éstas no deberán perder su eficacia. En estos casos sería conveniente agruparlas por tipos.

Mantenimiento

Se deberá establecer un programa de mantenimiento y supervisión de forma que se proceda regularmente a la limpieza, reparación o sustitución, mantenimiento y verificaciones.

Las señalizaciones que necesiten de una fuente de energía deberán estar dotadas de alimentación de emergencia que garantice su funcionamiento, al menos que el riesgo señalizado desaparezca con el corte del suministro.

Tipos de señalización de seguridad

La señalización usada como técnica de seguridad puede clasificarse, según su forma de manifestación, en:

Señalización óptica: es un sistema basado en la apreciación de formas y colores por medio del sentido de la vista. Son señales en forma de panel, consistentes en pictogramas sencillos y de fácil comprensión. Dentro de este tipo de señalización tenemos:

Señales de advertencia, que advierten de un riesgo o peligro.




Señales de prohibición, que prohíben un comportamiento susceptible de provocar un peligro.




Señales de obligación, que obligan a un comportamiento determinado.



Señales de salvamento o socorro, que proporcionan indicaciones relativas a las salidas de socorro, a los primeros auxilios, o a los dispositivos de salvamento.




Señales relativas a los equipos de lucha contra incendios.




• Señalización acústica: es una señal sonora codificada, emitida y difundida por medio de un dispositivo apropiado, sin intervención de voz humana o sintética.
• Comunicación verbal: es un mensaje verbal predeterminado en el que se utiliza voz humana o sintética.
• Señalización luminosa: dispositivo formado por materiales transparentes o translucidos, iluminados desde atrás o desde el interior, de tal manera que aparezca por si misma como una superficie luminosa.
• Señalización gestual: movimiento o disposición de los brazos o de las manos en forma codificada para guiar a las personas que están realizando maniobras que constituyan un riesgo o peligro para los trabajadores.








Imprimir noticiaVolver atrás