PORTADA / APERTURA / DESTACADO / ACTUALIDAD CEN / TRIBUNA / PREVENCIóN / AGENDA
- Confederaciones
- Sectores
- RSE
- EL APUNTE

 
Notificación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales
Dpto. Prevención de CEN
Los daños para la salud de los trabajadores que se produzcan durante el desarrollo de su trabajo deben ser notificados por el empresario a la autoridad laboral.
Coste económico de los accidentes
Dpto. Prevención de CEN
Los accidentes de trabajo ocasionan daños y pérdidas. Al referirse a los costes de los accidentes, hay que puntualizar quién soporta el coste, identificando las personas o colectivos que pagan sus consecuencias.
 



La prevención de riesgos laborales, además de asegurar el derecho a la protección eficaz de la seguridad y la salud de los trabajadores, supone una inversión rentable que contribuye a aumentar la productividad de las empresas.

Los accidentes de trabajo conllevan una serie de consecuencias negativas tanto para los propios trabajadores y sus familias, como para las empresas y el conjunto de la sociedad. Estas consecuencias negativas llevan asociadas una serie de costes, directos o indirectos, no siempre conocidos y evaluables económicamente, de los que resulta imprescindible ser conscientes.

Cuando hablamos de los costes de los accidentes de trabajo hay que distinguir dos tipos diferentes:

Coste humano: el coste humano lo constituye el daño que sufren las personas directamente afectadas o sus familiares.

Coste económico: el coste económico está formado por todos los gastos y pérdidas materiales que el accidente ocasiona, para la persona y su familia, para la empresa y sus compañías aseguradoras, para las arcas públicas, para la sociedad en general.

El coste para la empresa

El coste humano para la empresa está constituido por la pérdida temporal o definitiva de recursos humanos, y la incorporación de otro trabajador en sustitución, que en general tiene menos experiencia.

Los costes económicos se clasifican en dos tipos: directos e indirectos u ocultos.

Costes directos: son aquellos costes que la empresa puede contabilizar e introducir de alguna forma en la cuenta de resultados, es decir, es el resultado económico del accidente para la empresa y para la sociedad ya que en muchas ocasiones los daños causados por los accidentes generan costes directos que la sociedad se ve obligada a asumir. A continuación se definen los costes directos considerados:

- Sueldo del accidentado: durante el periodo que dura la baja del accidentado la empresa debe pagar un subsidio y la Seguridad Social también debe pagar.

- Contratación de sustituto: formación y adaptación de la persona que sustituye al trabajador accidentado.

- Gastos médicos: incluyen las horas de atención médica en el caso de accidentes sin baja y en casos de accidentes graves, el gasto del servicio de ambulancias puesto que es un servicio subcontratado.

- Cotización por contingencias: la Ley General de la Seguridad Social establece en su artículo 108 que “la cotización por las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se efectuará con sujeción a primas (…) La cuantía de las primas podrá reducirse en el supuesto de empresas que se distingan por el empleo de medidas eficaces de prevención”.

- Pago de primas de seguro: un accidente grave puede ocasionar el incremento del coste de la póliza de seguros.

- Pérdida de la productividad: debido a la inactividad de las máquinas o puestos afectados.

- Daños materiales: los equipos de trabajo o máquinas deben ser reemplazados o reparados.

- Indemnizaciones: es el pago a efectuar al trabajador o familia en caso de accidentes de trabajo de carácter grave, muy grave o mortal. Pueden ser debido a demandas por responsabilidad civil o penal.


Costes indirectos u ocultos: se definen como los que se producen cada vez que ocurre un accidente pero que la empresa no puede estimar ni medir de una forma real y exacta. Muchas veces, estos costes no sin ni si quiera de tipo económico sino que más bien afectan al entorno de la empresa y no llegan a tomarse en serio.

- Costes de producción: pérdida de producción por disminución del rendimiento del sustituto o del propio trabajador accidentado a la hora de la incorporación y de los demás trabajadores por ayuda o comentarios, pérdidas de productos defectuosos por la mismas.

- Tiempo de los familiares: la familia del accidentado se ve sometida a mayor agotamiento físico y psíquico durante un cierto periodo de tiempo lo cual influye en el rendimiento de los familiares en sus respectivos puestos de trabajo.

- Costes administrativos: es el coste que origina la gestión del papeleo que ocasiona un accidente así como su propia investigación.

- Imagen de la empresa: los accidentes dañan las funciones más básicas de las empresas por no poder atender a tiempo los pedidos o dar atención a los clientes.

El coste para el trabajador

El coste humano para el trabajador deriva del dolor y el sufrimiento físico y psíquico que produce la lesión así como del tratamiento médico. También repercute de forma temporal o permanente en la pérdida de su capacidad laboral y en su relación familiar y social.

El coste económico del accidente para el trabajador se define como aquellos daños ocasionados por accidentes de trabajo que no se compensan y se centra en el salario puesto que constituye su principal fuente de ingresos. El accidente reducirá sus ingresos de forma parcial o total durante el periodo de curación, o definitiva si la lesión produce incapacidad permanente.


El coste para las cuentas públicas

Todos los costes de los accidentes de trabajo que las empresas no asumen, ni asumen los particulares, son pagados por el Estado. Por ejemplo, los costes de los accidentes de los accidentados que tienen contrato mercantil, son asumidos por la Seguridad Social como si fueran accidentes comunes: en este caso el empresario ha pasado la factura a las cuentas públicas.


Fuentes

Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, - www.funprl.es.

- NTP 540: Costes de los accidentes de trabajo: procedimiento de evaluación.


Beatriz Remón
Dpto. de Prevención de Riesgos Laborales de CEN


Ver contenido completo