PORTADA / APERTURA / AGENDA / ACTUALIDAD CEN / DESTACADO / TALENTO / OBSERVATORIO / TRIBUNA
- Confederaciones
- RSE
- Sectores

 
Proyecto Ecoinnovarse
Treinta empresas participan en una experiencia piloto para aplicar políticas de RSE en su organización
Un total de treinta empresas navarras han participado en una experiencia piloto dirigida a la aplicación de políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) dentro de su organización. Esta iniciativa ha sido impulsada por el Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA) a través del proyecto EcoinnovaRSE, dirigido a la integración del medio ambiente como un factor competitivo prioritario en la gestión empresarial. La jornada Ecoinnovación y RSE tuvo lugar el pasado 29 de mayo en CEN.
Reconocidas 30 empresas que introdujeron mejoras en responsabilidad social empresarial en 2010
Para ello, contaron con una ayuda del Gobierno de Navarra de 100.000 euros
El consejero de Innovación, Empresa, y Empleo, José María Roig, entregó un diploma pasado el jueves, 20 de enero, a las empresas navarras que durante 2010 desarrollaron planes de actuación para integrar medidas de responsabilidad social empresarial (RSE) en su gestión.
 

Esto fue posible con el apoyo del Gobierno de Navarra, que concedió una subvención de 100.000 euros a tal fin, y a la realización de 40 diagnósticos de RSE en otras entidades para conocer su situación actual. Para el presente año está prevista la aprobación de una nueva convocatoria de ayudas por valor de 120.000 euros. Asimismo, se pretende diseñar un nuevo sistema de certificación en RSE, y la puesta en marcha del Premio a la responsabilidad social empresarial que reconozca las iniciativas más destacadas.

Las ayudas se pusieron en marcha en 2009, tras la aprobación por parte del Ejecutivo foral del Plan de promoción RSC de Navarra, el primero de estas características impulsado por una comunidad autónoma y, que fija entre sus líneas prioritarias, la aplicación de políticas públicas que favorezcan un marco y unos instrumentos adecuados para la estrategia de las empresas. De esta forma se contribuye a potenciar la competitividad de las empresas navarras.

Las empresas que acceden a las ayudas son acompañadas en el proceso de diagnóstico y en la definición de medidas de actuación por el Centro de Recursos Ambientales (CRANA), que ha elaborado para ello la metodología “InnovaRSE”. Asimismo, se les asigna una empresa consultora, adecuadamente acreditada para desempeñar los trabajos de diagnósticos y propuesta de medidas.

Los aspectos que se evalúan abarcan la dimensión económica (obligaciones legales, buen gobierno, retribuciones, inversiones y rentabilidad, distribución de beneficios, gestión de proveedores o condiciones de pago); la dimensión ambiental (sistemas de gestión ambiental, residuos, vertidos, contaminación, envases y embalajes o formación ambiental), y la dimensión social (políticas de seguridad, salud laboral y prevención de riesgos, participación de los trabajadores, igualdad de oportunidades y conciliación familiar).

Resultados de los planes de actuación y diagnósticos

Las empresas que desarrollaron los planes de actuación durante 2010 pertenecen en su mayoría al sector servicios, seguido por el industrial, el agrario y la construcción. Asimismo, la mayoría se ubican en Pamplona y en La Ribera.

Algunas de las acciones de mejora que se plantean y se citan específicamente en los planes de actuación son, en lo que se refiere a la dimensión económica, inversiones socialmente responsables, acciones encaminadas a mejorar la transparencia de la empresa y su buen gobierno, mejoras en la política de retribuciones, homologación de proveedores y mayor control de las operaciones financieras y planificación de inversiones.

En lo que respecta a la dimensión ambiental se propone un mayor control de consumos de los recursos naturales, formación ambiental e implantación de sistemas de gestión ambiental o certificación. En cuento a la dimensión social se plantean medidas como una mayor participación de los trabajadores en la toma de decisiones, mejoras en las políticas de salud y seguridad laboral, medidas de igualdad y contratación de colectivos desfavorecidos.

Los periodos de implantación de estos planes oscilan entre 1 y 3 años, dependiendo del tamaño de la empresa, la complejidad de cada plan y las acciones que se proponen.

En lo que se refiere a los 40 diagnósticos de la situación de la RSE en las empresas, que se realizaron durante 2010, cabe destacar que las áreas de mejora más frecuentes están relacionadas con la transparencia y la comunicación, la formación y la certificación de la calidad ambiental, así como la contratación de desfavorecidos y el desarrollo de planes de igualdad.

Ver contenido completo